Fashion con acento

La moda es como el cine, todo el mundo opina sobre ella. Parece que todos tengamos algo que decir al respecto, y así es, la moda está presente en la vida de todos. De una manera u otra.

Para cualquier comentario, sugerencia, idea, información, no dudéis en escribirme: fashionconacento@gmail.com

I´m not a dress girl

miércoles, 31 de julio de 2013


Por lo general huyo de los vestidos. En parte porque no me gusta llevar medias, ni tampoco cubrirlos con chaquetas; pero llegan las temperaturas extremas y el bochorno de Barcelona y, a la hora de vestirme, miro en mi armario con un claro objetivo: No quiero pasar más calor. Rechazo casi todo y me quedo con hilo de algodón y viscosa, prendas que ni notes y una sola capa. Así que recuerdo el concepto británico del "Sun dress".

Vestidos pensados y confeccionados para los días calurosos, por lo general vaporosos y femeninos: estampados liberty, cintura marcada y manga muy cortita. También son la respuesta natural a esta fiebre por el micro short y la camiseta de tirantes. Señores y señoras, hay niñas de quince años que están monísimas con este look y para ir a la playa o al súper me parece genial, pero por favor, por mucho que esté de moda, antes de salir de casa, recuerda: Mírate al espejo. Si fueramos críticos, reconoceríamos que con un sun dress la mayoría estamos más favorecidas, incluso las que decimos por activa y por pasiva que no nos gusta la ropa hiperfemenina y estamos abonadas al pitillo y a la camisa sin pinzas.

Buscando y rebuscando mi nueva adquisición del verano, recorrí muchas tiendas con un presupuesto no muy estricto pero con el único reto de encontrar un vestido favorecedor y ligero. Di muchas vueltas y al final acabé en internet tecleando: "Sun dress" y "Tea dress", mis palabras mágicas para encontrar el tipo de vestido que encaja en mis planes. Vueltas y más vueltas para acabar en Ganni, una marca danesa que diseña clásicos contemporáneos que perdurarán en tu armario- sexy instant classics-. El concepto no me podía gustar más y los precios de rebajas me acabaron de convencer. (Su web e imagen de marca no es tan atractiva como esperamos de una firma nórdica, pero su ropa me convence mucho más que la de otros retailers con precios similares y aparente allure...)




Mi vestido ya está an casa. Fue llegar, pasar por la plancha y ponérmelo; así que puedo decir que ha sido todo un doble triunfo: por un lado, descubrir una marca que se adapta a mis gustos, y por el otro, salir de casa cómoda y liviana.

Pero bueno, que por mucha teoría del "Sun dress", hace un rato he encontrado estas bermudas y me he enamorado perdidamente...