Fashion con acento

La moda es como el cine, todo el mundo opina sobre ella. Parece que todos tengamos algo que decir al respecto, y así es, la moda está presente en la vida de todos. De una manera u otra.

Para cualquier comentario, sugerencia, idea, información, no dudéis en escribirme: fashionconacento@gmail.com
Mostrando entradas con la etiqueta colecciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta colecciones. Mostrar todas las entradas

Minimalismo/ s

viernes, 20 de septiembre de 2013


Le tocaba el turno al minimalismo. Después del grunge, y tras el repaso a todas las décadas del s.XX, ya solo nos quedaba el minimalismo; y eso es lo que hemos visto y nos han contado de la New York Fashion Week.

Alexander Wang es un gran ejemplo de firma comercial neoyorkina. Según el diseñador su colección es una vuelta a su adolescencia y al instituto. Años en los que reinaba lo minimal, irrumpía una nueva estética que empezó como la antimoda y se vivía la fiebre de la logomanía. Todo ello lo hemos visto en su último desfile: prendas sencillas, modelos (aparentemente) sin maquillar y mucho logo: W-A-N-G por todos los lados (incluso en mitones!) y el Parental Advisory. Pues no sé, tengo la misma edad que Alexander Wanyg y su desfile en vez de llenarme de nostalgia me ha parecido sosainas de cuidado... Y mira que difruté de esos años hablando de moda, y sin lugar a duda llevo el minimalismo y todo lo que conlleva dentro, pero no funciona...

El desfile me recordó a Melanie Ward, la estilista estrella del minimalismo y mano derecha de Helmut Lang durante un largo periodo. La inglesa supo crear equipo junto a Corinne Day, David Sims y Kate Moss, y de allí, a la fama. Ella misma cuenta que acabó en la moda sin proponérselo, tras ser oteada en una fiesta luciendo uno de sus diseños, y acto seguido, obtuvo su primer trabajo como estilista de moda pagado.

Por mucho que se diga, su estilo no es tan minimal. Ella misma reconoce que no entiende estas opiniones porque se ve a si misma y a su trabajo como algo más sofisticado, y lo cierto es que a pesar del uso de colores neutros, la poca mezcla de tonalidades, un maquillaje casi inexistente y su predilección por las prendas con apariencia cruda, siempre tiende a sobreponer capas, al cuero, a los corsés, hebillas, acuchillados y asimetrías.

Hace unos años la estilista diseñó varias colecciones bajo el nombre de Blouson Noir y las prendas eran ejemplos perfectos de su estilo personal y reconocible.


Prefiero recordar los 90 tal cual y no mediante las versiones sin ningún elemento innovador del diseñador de Balenciaga. Lo podéis corroborar gracias a esta editorial de Melanie Ward de hace casi 20 años.





Pon a Hedi en tu vida

jueves, 14 de marzo de 2013

 De adolescente me vestía así, y mira que llegué un poco tarde al grunge...

Me parece que ya está todo dicho y podéis repasar opiniones interesantes aquí (Paloma Sevilla ha vuelto!), pero como llevo días dándole vueltas y este es mi rincón, pues me animo a seguir con la polémica.

Por más que lo piense no entiendo la estrategia de (Yves) Saint Laurent... Me dolió que le quitaran el "Yves" y no vi clara la jugada de nombrar a Slimane nuevo director artístico, pero le quise dar una oportunidad. Su primer desfile me sorprendió 0 y eso ya me defraudó. Lo único que le pido a una colección, a parte de gustarme, es que me sorprenda, para bien o para mal. Ahí está el juego de la moda. Si algo no me gusta pero me sorprende, ya me vale porque me parece un gran logro muy loable.

Dicha colección no me pareció mala, aunque sí aburrida y comercial; ideal para fashionistas con poco amor por la moda y mucho a las tendencias, pero quise entender que era una pura estrategia de márketing. Las egobloggers del montón y las fieles a Kate Moss seguro que encontraron que era una buena colección: sexy, un guiño a los ´70 y muy ponible y combinable. También ideal para el copiar y pegar de los retailers.

Quincalllita al más puro estilo low cost...

Lo que no puedo entender de ninguna manera es esta segunda colección. Se pasa el legado de Yves Saint Laurent por el forro, no propone nada nuevo y las prendas en si son como de Asos pero con algún detalle de luxe, aunque muchos feos (todo hay que decirlo).

¿Que se ha inspirado en las lolitas californianas y en el revival grunge? Pues sinceramente, qué poca imaginación y qué pocas ganas de trabajar, que es peor aún. A ver, punto por punto: 1- El revival grunge ya lleva un par de temporadas ahí; hasta las adolescentes españolas le hacen un guiño a Courtney Love y sus camisones y cárdigans sacados del container. 2- Es un mero revival y no propone ni una vuelta más de tuerca. 3- El estilismo está más que visto. Me atrevería a decir que en Topshop lo hacen igual (o mejor).  Entonces, ¿qué sentido tiene? ¿Por qué Pierre Berger felicita a Slimane? No entiendo nada, salvo si lo dejamos en un mero ejercicio de algún tiburón del márketing.

Los movimientos contraculturales hace tiempo que fueron engullidos por lo que demoninan "sistema".A  estas alturas, ¿a nadie le sorprende ver un punki por la calle? Así que me lleva a pensar que no avanzamos. En los ´70 se acabó la revolución que se llevaba madurando hacía décadas en diversos campos artísticos: arte, música, cine, etc... y llevamos desde entonces repitiendo lo mismo, pero cada vez más de manera más manierista.


Pinchitos en lugar estratégicos ¿No estais jartos de tachuelas?

Debe de ser que no conozco al target de nuevos ricos rusos y chinos, y que tampoco entiendo su idea de moda o esas vidas en las cuales el mayor problema es cómo gastarse el dinero... Soy carnaza de una empobrecida Europa y crecí repasando Hola Colecciones y viendo coser a la mitad de mi familia. Lo mío es ahorrar para comprarme unas botas de Vivienne Westwood y rebuscar en outlets alguna que otra ganga. ¿O será que la moda ya no es lo que era?

Bueno, alegrémonos que dentro de poco llegan Spring Breakers y la nueva de Sophia Coppola, y quizás ellos nos ayuden a comprender algunas cosas.

Prada Fall13: Raw Elegance

lunes, 4 de marzo de 2013


El último desfile de Prada estuvo repleto de sombras y siluetas misteriosas que recreaban la atmósfera del cine negro de los años 40. Según Miuccia Prada quería representar la "elegancia cruda"; ese toque de desaliño que a mi siempre me parece que convierte al instante algo precioso en algo sexy.

La puesta en escena, el maquillaje, la peluquería y el estilismo me han hecho pensar en la posguerra y en el anterior cuadro de Otto Dix: Retrato de Sylvia Von Harden.

Últimamente no dejo de repetirlo: "¿Vivimos en plena posguerra o en Rumanía?"




Dolce Couture

miércoles, 9 de enero de 2013



Los lavados de cara son algo corriente en  moda, vaya, en el mercado. Desde Bankia a Snooky han apostado por ello.

¿Se imaginaría el clan Gucci que con la llegada de un diseñador tejano (Tom Ford) y una parisina de buena familia (La Roitfeld) se convertirían en el boom durante sucesivas temporadas? O el caso de Burberry; ¿Quién diría que la marca que confeccionaba gabardinas para maduritos y gorras, bufandas,  bolsos, bikinis, lo-que-sea con su mítico tartan camel iba a ser algo más que el complemento obligado para cualquier hooligan Proud of Being British?



El caso de Dolce&Gabbana es muy similar pero sin el correspondiente nuevo equipo creativo. Stefano Dolce y Domenico Gabbana han entendido que su firma, esa savia nueva que nacía en los ochenta de las raíces de la moda y el estilo italiano, que no milanés, necesitaba regresar al lugar que le correspondía, y no quedarse vistiendo a nuevos ricos turcos, mafiosos rumanos y acompañantes rusas. Además de volver a sus raíces: al estilo tradicional de las mujeres sicilianas, el look de gánster de la ley seca, los animal print, la lencería para ser mostrada y el barroquismo, todo ello siempre con un toque sexy, han empezado a confeccionar Alta Costura, quizás por el caché que otorga o porque el target de millonarios sigue en aumento.



El pasado mes de julio y en petit comité presentaron su primera colección de Alta Moda en el patio de un palacio siciliano situado en la falda del Etna. La sombra de Il Gattopardo de Visconti era más que alargada, y algunos de los vestidos presentados podrían haber sido parte del vestuario de la Cardinale en dicha película.


Suntuosidad sería el adjetivo de la colección. Una mezcla de inspiraciones: retablos barrocos, tapices, crinolinas, el colorido de un cuadro de Velázquez, finísimo encaje y lo que a mi me ha gustado más: bordados y telas pintadas a mano. Flores y más flores, ultrafeminidad y la plasmación de un universo íntimo y 100% Dolce & Gabbana. Welcome back!

Cada una a lo suyo: la Wintour insegura como siempre, Grace tomando notas, Scarlett no sabe donde meterse ni que hace disfrazada, Anna Dello Russo orgullosa de ser fashion victim y la Rosselini bella as always. 
Una imagen vale má que mil palabras.
Viendo las nuevas campañas de primavera- verano y los anuncios de los perfumes clásicos de la firma, es evidente que volvemos a los inicios de Dolce & Gabbana- sensualidad mezclada con tradición-  la revisión de un estilo imperecedero y el lugar del que nunca tendrían que haberse movido.



Mezclando lunares con Luella

lunes, 3 de octubre de 2011

Esta temporada los lunares están en el ranking de los más solicitados, a tan solo un paso del top 1: el estampado de serpiente, pero hace tiempo ya estuvieron capitaneando la lista de los más tendenciosos.

El gran Dylan, revolucionario del folk.


Tanto Marc Jacobs como Stella McCartney son algunos de los artífices de este nuevo come back, aunque con algunas variables. Desterremos los lunares discretitos y centrémonos en los topos de mayor tamaño. Cuanto más gordacos, mejor. Y este lema nos ayudará a ir perdiendo la vergüenza para la próxima temporada veraniega, ya que los estampados vuelven a aparecer, tal y como estamos viendo estas semanas en las distintas semanas de la moda, pero nos más sencillos, sinó los más rotundos, y mezclados con otros igual de atrevidos.

http://www.style.com/slideshows/2011/fashionshows/F2011RTW/MJACOBS/00440m.jpg
http://www.style.com/slideshows/2011/fashionshows/F2011RTW/SMCCARTN/RUNWAY/00350m.jpg


De todas maneras, retrocedamos un par de años y recordemos la última colección de Luella, con la que la británica Luella Bartley se despidió de las pasarelas.

http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00110m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00220m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00240m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00250m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00260m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00300m.jpg


Aprovechemos la ocasión y repasemos la colección, porque se lo merece. ¿Qué me decís de la revisión del estilo mod? ¿Y de los escotes corazón?

http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00070m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00150m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00200m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00090m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/RUNWAY/00280m.jpg

¿Y de semejantes complementos más que apetecibles?

http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/DETAILS/00010m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/DETAILS/00120m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/DETAILS/00480m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/DETAILS/00530m.jpg
http://www.style.com/slideshows/fashionshows/S2010RTW/LUELLA/DETAILS/00340m.jpg

2009 fue el año de despedida de Luella, y el año del exitazo de An Education y Carey Mulligan. Entonces, ¿Cómo pudieron desparecer las propuestas de la ex periodista de Vogue si la fiebre Alexa Chung ya estaba en la cúspide y el espíritu del Swinging London volvía a ser lo más? Tanto, que ahora mismo todas correremos a ebay y otras webs en busca de alguna pieza de dicha (nunca más) olvidada colección.

Hoy me viene como anillo al dedo, así que os recomiendo que no dejéis escapar la oportunidad de comprar o leer su libro Luella´s Guide to English Style. Aprenderéis lo que relamente es estilo inglés de primera mano y os introducirá a personajes estilosos de lo que querréis saber más. Pero lo mejor sin duda, e su manera personal e irónica de hablar de ropa y estilo, no de moda, como especifica constantemente. Ya sabéis, la moda pasa, pero el estilo permanece, y es precisamente el estilo personal lo que cuesta construir. Para ello necesitamos ganas, tiempo y equivocarnos. Y de las equivocaciones habla de manera amena e inteligente este libro; porque éstas son básicas para ir creando nuestra marca de estilo.



Luella vuelve pronto! Te necesitamos!